Contenido protegido.

domingo, 11 de marzo de 2012

El dorado estaba en tus mejillas

Era un día soleado de Marzo
y la paredes se enseoreñeaban de luz
busco el color de tus mejillas entre
la rubia invitada del hastío y sobre
todo, en la barrita amarilla que vence a la sombra

Tú me sujetas las ganas de vomitar desolaciones
y amarras con tu fina sonrisa la soledad compartida
y te basta un beso o un achuchón para decir te amo.
Me rindo ante la naturalidad de tu piel bendecida
y encargo un ramo de tulipanes para esta noche infinta.

 Va para tí, María, ojos inengables y voz de cuerda,
un gorrión en la mañana y, en la tarde, un remolino
de frutas y corazones crujientes.

sábado, 28 de enero de 2012

Equilibrio y espera

Invoco al equilibrio de los funambulistas expertos
para esta incierta mañana de sábado soleado,
con el frío helado de la sierra batiendo los cristales
y la impaciencia refugiada en mis harapientos párpados.

domingo, 22 de enero de 2012

Prólogo para una tarjeta postal









Lo primero que hizo Eva al entrar en mi habitación fue tirar mi soledad por la ventana. Lo segundo, llevar los lagartos a un animalario. Lo tercero, pintar las paredes de verde. Lo cuarto, sonreir bien fuerte hasta que la claridad alcanzó el techo. Lo quinto, abrazarme 2 minutos y 8 segundos. Lo sexto, fabricarme un abrigo hecho de la misma tela suave que cubre su esqueleto. Lo séptimo, leer conmigo en la cama hasta muy tarde. Lo octavo, dormir de una manera prodigiosamente bella. Lo noveno, convencer a los demonios de que se buscaran otra casa a la que prender fuego.
Lo décimo, dibujar la palabra felicidad en cada pliegue de nuestro colchón.



miércoles, 28 de septiembre de 2011

L, appuntamento

DORMIDITA

Te recuerdo tumbada en la hierba
bajo el perezoso sol de la siesta,
Tus cabellos doraban mis hombros,
Mientras la luz dormía en tu rostro

La historia era una vieja catedral
que muda y sabia nos contemplaba,
Apenas murmuraban los pinos,
y el viento acunaba nuestras alas.

Alza la vista Eva,

¿Ves ese trocito de cielo congelado?
¿ese minúsculo jirón cósmico del firmamento?
Míralo bien.
Bajo ese lejano lugar y en esta esquina del tiempo
está, al fin, nuestro pacífico mundo realizado.

sábado, 13 de agosto de 2011

Alegría




Soy un molino de ambición gigante,
la materia de mis aspas exhala el aliento expansivo de un ser en extensión,
celebro el robusto movimiento que acerca mi alma a los hombres .
Mi canto es el mugido de un inmenso animal cansado.
Mi grito el de millones de voces devoradas por mi voz.
Mi andar es pesado pero tranquilo mi paso, no hay prisa por pisar la laguna.

Perseguidor del ser humano en su conjunto, y de ti que me lees en este momento
sin ladrillos, en el sillón de orejas frente al mar de los pájaros conocidos, celebro
el canto sin brillo del gorrión lejano así como la bendición lenta a los casados.
Y celebro lo pequeño en su grandeza, porque soy molino y hombre y pájaro

miércoles, 13 de julio de 2011

The waiting is the hardest part

El tiempo es la sustancia de que estoy hecho.
El tiempo es un río que me arrebata, pero yo soy el río;
es un tigre que me destroza, pero yo soy el tigre;
es un fuego que me consume, pero yo soy el fuego.
El mundo, desgraciadamente, es real;
yo, desgraciadamente, soy Borges.

domingo, 26 de junio de 2011

The woman who I never saw




Aquel día de barro y escarcha yo te tuve cara a cara, con la mirada desafiante y los pómulos encendidos, repartiendo tarjetas de despedida con tu pasado de piedra, negándome tus clavículas heladas y la espinosa flor de tus hombros mordidos, sacudiendo interrogaciones al paso de la cabalgata del desahucio mientras sonaban trompetas letales. Y después de toda esta miseria puede que el tiempo nos de la razón como a los locos o a los tontos, porque por algún oscuro misterio de la sangre nuestras caricias siempre superan en violencia a nuestros golpes.

Quizás sea porque ambos sabemos que, a veces, tapa más goteras un te necesito que un te quiero, o quizás porque te pierden mis ojeras "ese agua gris donde crecen tus verdes nenúfares tristes", como a mi me pierden tus rodillas heridas, el caso es que aquel día de barro y escarcha nos tuvimos frente a frente llamando a todas las puertas del daño y luego nos molimos bajo la lluvia como si nuestra vida fuera un poema de Pizarnik, donde el amor se resbala por la pena como un vestido hacia tus pies.

lunes, 20 de junio de 2011

Un poema antes de dormir




El sol tiene lengua
pero se le escabulle todo cuanto besa,
El sol tiene manos
pero se le escurre todo cuanto acaricia,
El sol tiene alma, en fin,
pero nadie le mira a los ojos.

Por eso hay fuego en las mañanas y sangre en las noches.
Y por eso hoy, triste sol, quisiera decirte antes de dormir

Que me agrada la luz lenta de tus atardeceres suicidas,
y me asombran las delicadas dobleces que forma tu amanecer
en la tibia figura de mi  Eva recién vestida.